SEO negativo:

¿puede afectar al sitio de mi empresa?

El SEO negativo puede tener consecuencias bastante desastrosas para los sitios web. Esto puede pasar, aún cuando el SEO negativo no logre afectar las clasificaciones del sitio, pero sí puede incidir en las decisiones futuras de tus clientes. Por eso, aquí preparamos un material sobre el SEO negativo que te podrá ayudar a combatirlo.

SEO negativo

¿Qué es el SEO negativo?

En general, se llama SEO negativo a la práctica de técnicas poco éticas que buscan sabotear la clasificación y el posicionamiento orgánico de un competidor dentro de los motores de búsqueda.

Una de las prácticas más comunes del SEO negativo es cuando alguien compra una cantidad contundente de enlaces de spam a través de diferentes softwares y los dirige a un sitio particular. La intención es que el algoritmo de Google interprete que dichos enlaces simplemente intentan mejorar tu clasificación y penalice tu sitio web, aún cuando fue un tercero el que adquirió esos enlaces. Sin embargo, muchas veces también los motores de búsqueda realizan un buen trabajo e ignoran ese tipo de enlaces.
Cabe acotar que este tipo de prácticas de SEO negativo están penalizadas y en caso que el algoritmo del buscador logre detectarlas, los sitios que las usen serán penalizados. Las penalizaciones podrán reducir el ranking y el posicionamiento orgánico o incluso podrán hacer que los sitios simplemente desaparezcan de los resultados de la búsqueda

En muchos casos, las campañas negativas de SEO no son capaces de afectar el ranking de los sitios web. Quizás podría decirse que en la mayoría de los casos, este tipo de campañas serán ignorados. Sin embargo, hay otros problemas que detallamos a continuación.

Datos corruptos / enlaces tóxicos

Hay un problema real al que enfrentar en el caso que exista una cantidad contundente de enlaces que están apuntando a un sitio. Esto sucede en segundo plano y se trata de la corrupción de datos. Y el asunto es que la corrupción de datos puede influir para tomar decisiones sobre los resultados de búsqueda.

Si el sitio web tiene una cantidad grande de enlaces apuntando hacia él, esto hará llegar al límite los informes sobre la cantidad de enlaces que elabora Google Search Console. Simplemente sus enlaces buenos no aparecerán porque estarán tapados por estos enlaces corruptos.

Esto podrá convertirse en un gran problema a la hora de tomar decisiones. Simplemente, si estás buscando cómo mejorar tu clasificación necesitarás acceder a los datos de tus enlaces. Esto no lo podrás hacer, porque los enlaces que realmente te importan fueron sustituidos en los informes por enlaces corruptos o spam y no podrás acceder a ellos.

Otra cara de este asunto es que para poder acceder a tus datos tendrás un costo mayor. Es decir, tendrás que gastar más dinero para tener acceso a las cuentas que te entregarán los datos que necesitas. Y para finalizar, aunque el buscador haya ignorado los enlaces de SEO negativo, tampoco te traerá ningún beneficio y aún cuando puedas acceder a todos esos enlaces, será muy difícil, por no decir imposible, cuáles son los enlaces importantes.

Contenido copiado

Si bien lo que hemos descrito anteriormente es el SEO negativo más común, no es el único tipo. Otro tipo de SEO negativo es el derivado de copiar tu propio contenido y distribuirlo en la web. La razón de hacer esto es que se supone que los otros sitios publicarían el contenido pero enlazando de nuevo a tu sitio.

El problema es que si tu contenido se distribuye a otros sitios, aunque esto no llegue a afectar tu ranking en los buscadores, sí significa que cualquiera obtendrá acceso a tu contenido de calidad sin que signifique ninguna atribución.

Sencillamente, si los enlaces del contenido se han eliminado, están aprovechando para publicar contenido de calidad sin hacer ningún esfuerzo por lograrlo.

Pero si la atribución no se eliminó y quedan los enlaces que apuntan a páginas de tu sitio web, se convertirán en enlaces sindicados. Traduciendo esto, si alguien distribuye a 5 mil sitios web diferentes un artículo tuyo que tiene cinco enlaces internos, esto se convertirá en 25 mil enlaces nuevos que en vez de ser enlaces internos, serán enlaces externos que apuntan directamente a tu sitio.

Aunque no lo parezca, este tipo de enlaces podrían traer problemas a su sitio web, no tanto por penalizaciones, pero si porque terminará perturbando los datos reales de tus enlaces en los informes. A su vez, esto afectará a las decisiones que tomes en el tema.

Enlaces de malware y contenido pirata

Hay dos tipos más de SEO negativo del que no suele hablarse mucho. Se trata de los enlaces de malware no seguidos y el contenido pirateado.

En el caso de los enlaces de malware no seguidos, se trata por ejemplo del caso en el que un usuario genera un tipo de contenido en tu web, como puede ser un comentario. Si estos comentarios no son seguidos, pueden incluir enlaces que lleven a malware.

Si los buscadores identifican este tipo de enlaces en tu sitio web, terminarán calificándolo como no seguro.

Por otra parte, el contenido pirateado suele presentar un problema un tanto más delicado. Esto porque hay manera de hacer que tu sitio parezca no seguro en los resultados de búsqueda. Esto puede lograrse a través de inyección de HTML. Si Google rastrea la página y encuentra un enlace de malware, afectará a los resultados de búsqueda. Estos mostrarán que el sitio podría no ser seguro.

¿El SEO no es viable?

El SEO negativo intenta que el SEO no sea viable. No se trata tanto de sacar tu sitio web de los buscadores, sino de que el SEO no sea una opción. El razonamiento es sencillo: si las estrategias SEO están basadas en datos y pierdes el acceso a esos datos, simplemente no podrás tomar decisiones inteligentes.

En el caso que necesites saber por qué tu página ha perdido clasificaciones, pero no puedas acceder a los datos de los enlaces porque todos están llenos de enlaces spam, no podrás tomar decisiones buenas y será un punto menos para realizar un buen SEO.

Por otra parte, no podrás indagar en la causa de las clasificaciones que hayas perdido: esto puede ser contenido duplicado o cualquier otra causa que será imposible de discernir. En otras palabras, no podrás conocer qué es lo que está pasando exactamente.

Esto te llevará a un solo camino: mientras más inciertas sean las decisiones a tomar en estrategias SEO, más viable se vuelve la búsqueda de otros canales publicitarios.

Acciones contra el SEO negativo

Hay algunas acciones que puedes hacer para prevenir el SEO negativo en tu página web. Una de las más populares consiste en realizar una página canónica. Se trata de crear una versión idéntica de la página web que se pretende clasificar, con un enlace canónico que llegue a la página web original.

Este método simple permitirá que en caso que la página que se quiere clasificar sea objeto de SEO negativo, se podrá mantener la página canónica de grabación. Y si el ataque es contra la página canónica, pues entonces habrá que deshacerse de ella y todo quedará libre de los enlaces dañados.

Pero el mejor de los métodos para combatir el SEO negativo puede ser crear una lista de enlaces. Con una herramienta que permita rastrear los enlaces que apunten a tu sitio web, podrás ir guardando los enlaces en una lista una vez que los vayas obteniendo.

Esto te permitirá tener una lista de enlaces de los que sabes a ciencia cierta que son buenos y en caso de ser objeto de un SEO negativo, podrás compararlos con la lista.

En cualquier caso, realmente un SEO negativo puede afectar de mala manera a un sitio: como ya hemos comentado, no se trata de hacer desaparecer al sitio de los buscadores, sino simplemente lograr que el SEO se vuelva una labor imposible.