¿Por qué tu dominio y tu sitio web son activos de tu empresa?

La realidad del dominio de Internet en buena parte de nuestras vidas ha transformado muchas actividades cotidianas. Entre ellas, el comercio, al devenir en comercio electrónico o e-commerce, es una de las áreas que más impacto ha tenido: tu sitio web será la cara que le mostrarás al mundo.

Precisamente, muchas marcas alrededor de todo el mundo han optado por volcarse a tener presencia en la súper autopista de la información: es una increíble oportunidad, impensada hace unas pocas décadas, para tener cualquier clase de productos y servicios expuestos las 24 horas del día y accesibles desde cualquier parte del planeta con conexión web.

Ahora bien, esta valiosa oportunidad que posee cualquier empresa o marca debe ser aprovechada a cabalidad, pensando en que las modalidades de contacto con los clientes ha variado desde el  cara a cara hasta crear vínculos virtuales con la audiencia que es lo que tenemos hoy en día.

Todo esto apunta a que todo aquello que mostrarás en internet a través de la página web de tu sitio debe estar pensado hasta el más mínimo detalle: podemos hacer una larga lista, pero realmente todo empieza en tu sitio web.

Dominio y alojamiento

Cuando se inicia la labor de tener presencia en internet, lo primero que se piensa es en el dominio, esto es, el nombre. Para esto, una vez que hayamos definido el mismo, lo normal es buscar una empresa que se encargue de contratar este tipo de servicios, léase dominio y alojamiento. 

El dominio vendría a ser el nombre propiamente dicho que tendrá tu página web, mientras que el alojamiento es lo que se refiere al material que tendrás en tu sitio web. Para esto y si no sabes mucho del tema, deberás pedir asesoría a expertos, quienes te podrán indicar cuál será la mejor opción, dependiendo de factores como el tráfico esperado y el tipo de formatos que mostrarás. 

Ciertamente, muchas empresas delegan esta labor a diferentes agencias de marketing digital, sin tomar en cuenta que no tener control de esta importante parte es un error que se puede pagar muy caro. 

Corazón digital

Hay que remarcar que a través de tu sitio web, tendrás presencia virtual durante todo el tiempo que estés activo virtualmente hablando: tu página web será la cara que le mostrarás a todos los posibles usuarios de tus productos o servicios.

Esta de por sí, es una razón ineludible para que entiendas la importancia que tiene contar con un sitio web adecuado a tus objetivos y a las necesidades de tus clientes y potenciales usuarios. 

Recuerda que además de eso, tu empresa en internet irá creando una reputación entre los usuarios. También irás creando una audiencia y recolectando bases de datos de tus visitantes y usuarios. 

Todo esto significa que en tu página web está el corazón digital de tu empresa: es lo que bombeará la sangre a todas las comunicaciones e intercambios digitales que puedas tener con el público.

Empresas inescrupulosas

Realmente pasa en muchos casos, que hay cierto desconocimiento del tema. Y este desconocimiento puede llevarnos a manos inescrupulosas que reserven cierto tipo de información. 

Es el caso de algunas empresas que reservan ofrecen alojamiento dentro de sus propios servidores, pero reservándose información vital para la empresa, como tener acceso pleno a su propia cuenta.

En el peor de los casos, una empresa de este tipo puede simplemente desaparecer, dejando a aquellos que confiaron en ella, totalmente desprovistos de sus datos en internet. Las bases de datos de tus clientes y otros aspectos fundamentales de tu sitio web pueden desaparecer sin dejar rastro si la empresa que contrataste y en la cual confiaste no era de fiar.

Cómo elegir

En principio, siempre que haya que elegir proveedores que tengan una sólida trayectoria en el terreno. Una empresa sólida suele ser transnacional y además te dejará ver quiénes son sus clientes principales. 

Además, lo más seguro es que haya construido a lo largo del tiempo una sólida reputación que podrás observar, por ejemplo, en los comentarios de los usuarios.

Otra cosa importante que deberás saber es que como cliente, tienes todo el derecho de tener un contrato a tu nombre y además ciertos datos que te permitan acceder a tu información cuando así lo requieras.

Si una empresa no te ofrece esto como mínimo, es mejor que empieces a buscar otras opciones. ¿Quieres tener una página web pero no sabes por dónde empezar? En Jezzmedia estamos dispuestos a asesorarte y acompañarte en todo el proceso.    

Imagen cortesía de 65ymas.com, todos los derechos reservados

Ayúdanos a compartir este contenido:
error0
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *