Inteligencia Artificial y marketing digital: Juntos e imparables

Una definición formal de la Inteligencia Artificial (IA) puede ser la capacidad de la tecnología para aprender e interactuar con los procesos humanos. A esta definición le sumamos la incomparable ventaja que proporciona la velocidad a la que se pueden analizar datos. De hecho, la IA está atravesando cientos de procesos vinculados con la tecnología y el marketing digital es uno de ellos: la Inteligencia Artificial y el marketing digital están formando una dupla imparable.

Inteligencia Artificial

Según cifras dadas por Statista, el mercado internacional de IA recaudó durante 2018 más de 9 millones y medio de dólares. Esta podría parecer una cifra no muy impresionante. Sin embargo, los expertos auguran que para 2025, el sector tendrá tal crecimiento que llegará a más de 118 mil millones de dólares.

Esto significa que se anticipa un crecimiento del área de más del mil por ciento en un período menor a una década. Ciertamente, los expertos anticipan este crecimiento es debido al potencial imparable que la IA depara en cientos de procesos en industrias de toda índole.   

Inteligencia Artificial y marketing digital

La IA permite que muchos procesos sean mucho más rápidos y eficientes, a través del desarrollo de softwares y máquinas que interactúan entre sí. Por eso es que la Inteligencia Artificial y el marketing digital van de la mano.

En el marketing digital, un claro ejemplo de la funcionalidad de la IA sería la capacidad de analizar millones de datos de los usuarios. A partir de este análisis, se hace mucho más viable predecir comportamientos y mejorar la calidad de la experiencia de los usuarios.  

En estos momentos, la IA ya se usa en procesos como las búsquedas de internet y en los asistentes virtuales: esta compleja tecnología ya está entre nosotros y no se va a ir. 

Usos de la IA en marketing digital

  • Analizando la audiencia. Hay productos de IA que están especialmente diseñados para entender mejor a las audiencias. Poseen la capacidad de entender los intereses de la audiencia, así como de preveer sus reacciones. Todos estos procesos se miden de manera veloz, tanto que si una mente humana tuviese que analizar los datos que un software con IA, pasaría muchísimo más tiempo en la labor. De eso se trata: a través de los datos, que son las huellas digitales que dejan las personas en el cyber espacio, los software basados en IA pueden realizar cierta cantidad de actividades relacionadas con ese comportamiento. El reto está en que las industrias del marketing utilicen esos datos en función de ofrecer a los clientes lo que necesitan, cuando lo necesitan. 
  • Creando contenidos.  Si bien quizás las herramientas de IA no puedan crear contenidos como artículos de opinión o una obra de arte digital, si es cierto que en estos momentos son capaces de crear contenidos basados en datos a los que puedan acceder. Un software basado en IA, con acceso a cierta información, será capaz de redactar un reporte e incluso una noticia. Esto no sólo tiene la ventaja de ahorrar tiempo, sino que también es capaz de crear contenidos capaces de atraer a los visitantes a los sitios web. Este tipo de acciones son capaces de reportar ahorro no sólo de tiempo, sino también de valiosos recursos monetarios. Si esto no te convence, ya grandes agencias de noticias alrededor del mundo están utilizando herramientas de esta clase para generar contenidos. Según apuntan algunos expertos, estos contenidos no se diferencian de lo escrito por una persona.

   

  • Mejorando el email marketing. El mailing o email marketing puede ser una poderosa herramienta para el marketing digital: su potencialidad para llevar contenidos relevantes a los suscriptores pasa la prueba una y otra vez y se mantiene como una buena estrategia. Sin embargo, aplicando herramientas de IA en el mailing, esto podrá potenciarse aún más. Es decir, se pueden usar este tipo de herramientas para personalizar las campañas con base a las preferencias de cada usuario. Esto también permite que exista una mayor conexión con los usuarios y aumentará las tasas de conversión.  Datos como cuáles son las horas del día en las que los usuarios reciben mejor los contenidos enviados por correo, o qué tipo de asuntos son los que más llaman la atención se pueden determinar mucho más efectivamente. Y no sólo eso: usarlos a favor de lograr mejores interacciones con el público.   

Imagen cortesía de https://melvecsblog.wordpress.com, todos los derechos reservados.