Facebook planea ocultar los likes: ¿qué consecuencias tendría eso?

Una publicación con muchos “likes” suele ser considerada buena, de buena calidad. Esto porque en las redes sociales, se asocia la cantidad con la calidad. Siempre que una publicación ha alcanzado una buena cantidad de “likes” se asume que ha tenido éxito y por consiguiente, es buena. Si por el contrario, la cantidad de “likes” que se obtienen son bajas, se tendrá la impresión de que es una publicación mala.

Esto se traduce de una manera que tiene su propia lógica: serían los “likes” del público los encargados de juzgar la calidad aparente de una publicación cualquiera en las redes sociales. Sin embargo, realmente que una publicación alcance una cantidad exorbitante de “likes” la convierte automáticamente en una buena publicación.

El detalle de estos “likes”, no siempre está a la vista: pero la exposición que se genera cuando una persona cuelga una publicación en las redes tiene su parte dura. Si alguien publica algo, lo natural será que quiera que la mayor cantidad posible de personas le den “like”. De no lograrlo, podrá compararse con otras publicaciones que sí han recibido muchos “likes” y traer frustración y ansiedad.    

Precisamente a esto es que apuntan los esfuerzos de la más popular de las redes sociales: con la acción de eliminar los números alcanzados de “likes”, pretenden que los usuarios del Facebook no se sientan juzgados constantemente. 

Movimientos

En apariencia, la red concebida por Mark Zuckerberg ha estado realizando acciones que lleven a los usuarios a evitar el juzgar constante de las acciones que realizan. Por ejemplo, los directivos de Facebook han hecho saber que la incorporación de las conocidas “reacciones” a la red social es un esfuerzo en ese sentido. 

Además, ya en Instagram, propiedad de Facebook, se empezaron a ocultar las cantidades de “likes” desde hace cierto tiempo en diferentes países. En ese mismo orden, Facebook es la que le sigue: se encuentra experimentando con ocultar cuántos “me gusta” o “likes” tiene cada publicación. 

Esta característica tiene una variante a la de Instagram: el recuento total sólo lo podrá ver la persona que realizó la publicación, pero las personas que han dado “likes” o reaccionado si están disponibles. 

Alerta 

La ingeniera Jane Manchun Wong fue de las primeras en darse cuenta de este ocultamiento en la red social. En un post publicado por Manchun Wong en su blog, asegura que aunque no trabaja para Facebook, está pendiente de los cambios que ocurren en la red social.

Para la ingeniera, este cambio puede ser bastante positivo: según ella, al no estar disponibles los recuentos de los “likes”, las personas sufrirán menos ansiedad. Y por supuesto, está demostrado que la ansiedad puede causar muchísimos trastornos a diferentes niveles de la salud.

Así que el cambio debería redundar en beneficios para los usuarios de Facebook, que actualmente se cuentan en más de 2 mil millones alrededor del mundo.    

Transparencia ¿o no?

Desde Instagram, cuando se comenzaron a ocultar los “likes”, aseguraron que el cambio buscaba reducir los niveles de estrés que puede producir hacer publicaciones en las redes sociales. 

El vocero de Instagram, Adam Mosseri, fue en su momento el encargado de hacer pública la modificación. Y aparentemente la fórmula ha funcionado para los fines propuestos, ya que se está replicando la experiencia, ahora en Facebook.

Pero hay una característica que se escamotea al ocultar los “likes”. Si bien las cifras oficiales indican que los usuarios de Facebook siguen en crecimiento, también es cierto que la popularidad de la red ha disminuido en el público más joven. 

Entonces, se presume que al ocultar los números de “likes” pretende mantener la apariencia de que la red sigue siendo tan popular como siempre, pero la realidad es que las publicaciones reciben cada vez menos “likes”.

Por supuesto que estos datos son celosamente guardados por Facebook y lo más que se puede hacer es realizar algunas presunciones de acuerdo al comportamiento de los usuarios.  

Más o menos “Likes”

Al contrario de Instagram, que si se pronunció a través de sus voceros para comentar la intención de ocultar los “likes”, en Facebook aún no se dice nada. En Instagram el procedimiento para realizar esto fue realizar una prueba de ocultar los “likes” que empezó en Canadá y después de desplazó a otros países.

Sean cual fuere el resultado real que busquen los desarrolladores de estas redes sociales, aparentemente les ha funcionado y van por más. 

Qué ver y qué no

En Instagram, sólo los que realizan la publicación son los que pueden ver la cantidad de “likes” que alcanza una publicación. Igualmente, por los comentarios es posible intuir qué tan popular es una publicación, pero los números exactos son cosa del pasado.

En Facebook, las cosas aún no son tan así. En estos momentos, aún se pueden ver los “likes” y las reacciones en los comentarios. Sin embargo, esto podría deberse a que los cambios están aún por pulirse.  

Un asunto de ansiedad

Creerlo o no, es cierto que la realización de una publicación en una red social conlleva consigo una cierta cantidad de angustia. Las personas pueden, en muchas ocasiones, sentirse ansiosas respecto a cómo reaccionarán las otras personas a sus publicaciones. 

De hecho, las redes sociales han penetrado tan hondamente en la sociedad actual que han sido objeto de innumerables estudios. Algunos de estos estudios se han ocupado de revisar la relación que existe entre las redes sociales y la salud mental, encontrando que realmente son capaces de influir en la salud mental y causar trastornos entre los que se cuentan la depresión y la ansiedad.

Siguiendo este orden de pensamientos, el que una persona no pueda ver la cantidad de “likes” que tiene una publicación que no sea propia, tendría una suerte de efecto inverso: si no puedo ver la cantidad de “likes” que tiene otra publicación, no puedo preocuparme de cuántos “likes” recibirá la mía.   

Pasa en Instagram

Ocultar los “likes” en Instagram se está haciendo en siete países. La prueba empezó en Canadá y siguió en Brasil, Australia, Nueva Zelanda, Italia, Irlanda y Japón a mediados de este año. 

La intención revelada por la empresa era precisamente evitar las comparaciones destructivas entre los usuarios. En Instagram, sólo los autores de una publicación son capaces de ver cuántas personas han otorgado un “like” a la publicación. El resto de las personas no puede ver ese dato.

Pero en Facebook las cosas no han sido tan radicales: todavía los usuarios pueden ver la información sobre las personas que han reaccionado a una publicación, pero el número de personas que han colocado “likes” o reaccionado ya no está disponible. 

¿Facebook en baja?

De todas las redes sociales, Facebook es la más popular, tal como atestiguan la inmensa cantidad de seguidores que tiene en todo el mundo. Sin embargo, sus creadores no están satisfechos: por el contrario, siempre pretenden ir más allá.

En estos momentos, la tendencia es que a través de Facebook se comparten los grandes eventos de la vida, pero las otras redes son las más populares para las cosas del día a día. Y por supuesto, las personas cada día realizan sus acciones cotidianas pero los grandes eventos son de vez en cuando. 

Por eso es posible que los desarrolladores de Facebook, habida cuenta de esta ingrata tendencia de las personas a publicar cada vez menos en esa red social, realicen acciones que apunten a que los usuarios publiquen más cada día. 

Y precisamente, al eliminar la cantidad de “likes”, se puede jugar hacia los dos bandos: por un lado, estaría la altruista misión de evitar la ansiedad de la comparación y las críticas destructivas entre los usuarios y por el otro, conservar la apariencia de que todo está bien, tan bien como siempre, cuando la realidad podría ser que la popularidad de Facebook ya está en declive.   

Sin embargo, aún no están las decisiones definitivas y están por verse las acciones que podría tomar en los próximos meses el gigante de las redes sociales. Mientras tanto, disfrutemos nuestras publicaciones y las de los demás, sin preocuparnos tantos cuántas personas las vieron. 

Imagen cortesía de http://quintanaroohoy.com, todos los derechos reservados.