Enlaces contextuales en fragmentos destacados

Cómo influyen en el SEO de tu sitio web


Ya sabemos que el marketing digital está en constante proceso de cambio y de la adaptación depende en muchos casos la supervivencia. Por eso es importante mantenerse al día con las tendencias. En el post de hoy, comentaremos acerca de los enlaces contextuales en los fragmentos destacados y cómo influyen dentro del SEO de los sitios web.

Los enlaces contextuales dentro de los fragmentos destacados son capaces de apoyar al mejoramiento del SEO de los sitios web.

Pero lo cierto es que para que esto pase, hay que realizar algunos cambios. Por ejemplo, la optimización de los fragmentos destacados es necesaria para que influyan de manera positiva. Veamos primero algunos conceptos básicos:

Fragmentos destacados

Son resultados de las búsquedas de Google en forma de respuesta rápida o resumen. Su nombre viene precisamente porque son fragmentos de contenido de un sitio web. Aparecen dentro de un cuadro especial en la parte superior de los resultados. Si la búsqueda se realizó con un Asistente de voz, los resultados serán leídos.

De acuerdo a la información del propio Google, los fragmentos destacados incluyen información citada de un sitio web de terceros, un vínculo hacia la página, el título de la página y la URL de la página. Asimismo, Google indica que los fragmentos provienen de fichas de búsqueda web. El algoritmo de Google es el que determina qué páginas funcionarían mejor como fragmentos destacados.

Enlaces contextuales

Los enlaces contextuales son aquellos que aparecen dentro del cuerpo del texto. Como regla general y para mejorar el SEO de los sitios web, suelen rodearse de las palabras clave relacionadas. Este tipo de enlaces son importantes porque el algoritmo de Google los utiliza para establecer la relevancia, popularidad y autoridad de los sitios web.

Entre los beneficios de los enlaces contextuales, se cuenta lograr una mayor cantidad de tráfico cualificado y mejorar la autoridad de los dominios y la clasificación en las SERPS.

Para lograr este tipo de enlaces, es necesario enfocarse en la creación de contenidos útiles. Una buena idea es generar contenidos evergreen, es decir, ese tipo de contenidos que no pierden vigencia con el paso del tiempo.

De esta manera, será posible seguir recibiendo enlaces si se logra posicionarlo dentro de los primeros resultados de la búsqueda de Google. Y también los contenidos prácticos que muestran experiencias reales suelen dar muy buenos resultados.

Ahora bien, de lo que se trata es cómo utilizar los enlaces contextuales dentro de los fragmentos destacados para generar un mejor posicionamiento orgánico. Lo que sabemos es que desde fines de 2020, Google empezó a incluir enlaces contextuales dentro de los fragmentos destacados en los resultados de búsqueda.

Si bien esta acción todavía se encuentra en período de prueba, hay posibilidades de que aparezcan más enlaces en esta función, es decir, hay que pensar en cómo optimizar un sitio web en base a esta actualización que posiblemente llegó para quedarse.

Preocupaciones de los editores sobre enlaces contextuales en fragmentos destacados

Entre las cosas que preocupan a los editores de contenido está en primera línea que una vez que un sitio web gana un fragmento destacado, es posible que se deba compartirlo con los otros sitios web a los que se encuentra vinculado. De hecho, algunos analistas señalan que si también aparecieran enlaces de la competencia, las cosas podrían complicarse aún más.

Sin embargo, no todo es tan malo. Por el contrario, el lado bueno es que si hay posibilidades de vincular a otros sitios dentro de los fragmentos destacados, esto puede convertirse en una oportunidad de que el alcance de la publicación podría resultar ampliado.

Las cuentas no son muy complejas: el alcance podría ampliarse al hacerse referencia de un fragmento destacado particular dentro de otros fragmentos destacados. En general, esto podría simplemente resultar en un ganar-ganar. Aunque se podrían perder algunos clics en el fragmento único, todo parece indicar que el beneficio resultaría mayor que la pérdida.

En este mismo orden de ideas, algunos referentes de SEO opinan que hay grandes posibilidades de que Google haga referencia a otros fragmentos destacados en sus enlaces contextuales.

Riesgos y cambios

El que los fragmentos destacados contengan enlaces contextuales podría entonces llegar a complicar las cosas a los creadores de contenidos. Lo primero que señalan los profesionales del área y que está a la vista es que este cambio de Google pareciera ser una ventaja importante principalmente para los sitios de referencia.

Hablamos de sitios web como Wikipedia o algunos que han creado recursos de conocimiento en diferentes temas y tópicos para los usuarios. Sin embargo, estos son una porción realmente pequeña dentro del universo de los sitios web.

Otros profesionales del área señalan que quizás Google limite los enlaces contextuales a los sitios informativos o a las publicaciones periodísticas. Esto podría ciertamente evitar que los fragmentos destacados se vuelvan un campo de guerra dentro de las páginas de resultados de búsquedas. Pero, la otra cara de la moneda sería que existirían limitaciones a los enlaces que Google podría mostrar.

De hecho, una opinión sobre el tema a la que se apuntan varios especialistas es que los enlaces contextuales apuntarían a otro contenido que a su vez obtuvo un fragmento destacado. Si esto llegase a comprobarse, los que cuentan con fragmentos destacados posicionados en consultas más amplias contarán posiblemente con un aumento de visibilidad.

Por otro lado, los detractores de este nuevo cambio indican que no siempre tener un enlace contextual en el fragmento destacado puede suponer una ventaja. De hecho, hay quien señala que la actualización de Google podría suponer una pérdida del control que los propietarios de los sitios web tienen sobre dónde aparece el contenido y a qué marcas está potencialmente asociado.

Esto podría ocurrir en el caso extremo que se llegase a establecer una conexión con algo que no fuera deseable para la fuente externa. Sin embargo, esta hipótesis aún tendría que comprobarse. Hay que esperar las declaraciones oficiales de Google sobre de su actualización.

Qué tener en cuenta

En cualquier caso, optimizar los fragmentos destacados cada vez se presenta más como una necesidad que como una opción. Sumado a ello, la actualización de Google que nos ocupa podría hacer surgir la necesidad de hilar más fino en la optimización.

Por ejemplo, algunos editores consideran identificar el punto exacto donde aparecen los enlaces contextuales dentro de los fragmentos destacados propios y optimizar en base a ello. Aunque aún no está probado que una estrategia dé este tipo de resultados, todo apunta a que podría convertirse en una ayuda para eliminar enlaces hacia otros sitios y reemplazarlos con enlaces hacia el sitio propio.

Otra estrategia con el foco en el lado opuesto sería seguir el ejemplo que Google dio, es decir, agregar enlaces salientes en los contenidos. La idea es que agregar este tipo de enlaces vendría a formar parte de las estrategias exitosas de los fragmentos destacados, razonan algunos analistas.

En el mismo orden de ideas, todavía se ignora si los enlaces a las fuentes se convertirán en un factor definitorio para Google. Si esto se convirtiera en una realidad comprobada, los sitios web que ya hayan adelantado acciones en este sentido estarán con una ventaja real frente a otros.

La realidad es que aún no están todas las cartas sobre la mesa en cuanto a la actualización de Google respecto a los enlaces contextuales dentro de los fragmentos destacados. Ahora bien, si el cambio llegase a convertirse en un hecho, vale la pena estar preparado y tener unos pasos adelante en las estrategias SEO.

Debemos destacar que muchos cambios que Google anuncia como buenos para los usuarios no necesariamente representan el mismo beneficio para las empresas. Ciertamente, mientras los resultados de las búsquedas sean más sofisticados, mejor experiencia tendrán los usuarios. Sin embargo, esto podría disminuir la necesidad del usuario a realizar nuevas búsquedas. Y ese es otro problema al que habría que atacar si se realiza la actualización de esta manera.

Imagen cortesía de https://kienthuccuatoi.com, todos los derechos reservados.