Consultoría de marketing : ¿Por qué necesitas una ?

El caos diario, la necesidad de llegar a tiempo con los objetivos, el sacar adelante los proyectos… y todo ante un reloj que no para, a veces, nos impide ser objetivos con lo que está pasando. Desde dentro no siempre vemos con claridad, por lo que es importante que una pequeña partida del presupuesto de marketing asignado a tu proyecto, se destine a una consultoría de marketing profesional.

consultoría marketing - Consultoría de marketing : ¿Por qué necesitas una ?

Contratar un servicio de consultoría de marketing puede ser fundamental para el lanzamiento de proyecto, marca o producto; o para reorientar o potenciar lo que ya tienes.

Pero, empecemos por el principio…

¿Qué es una consultoría de marketing?

Se trata de un servicio de asistencia para cualquier negocio enfocado a estrategias de comunicación, publicidad y ventas.

Sea un profesional independiente o una agencia, realizarán un análisis de la situación: viabilidad del negocio e identificación de sus puntos fuertes, la competencia y la demanda.

¿Cómo puede ayudar a tu negocio una consultoría de marketing?

Nuevos proyectos o negocios

Te permitirá hacer el punto de la situación y detectar necesidades a cubrir antes de realizar una inversión, ayudándote a economizar recursos y esfuerzos.

Negocios o proyectos ya existentes

Te permitirá identificar nuevas oportunidades de negocio, asesorando sobre estrategias de venta y clientes potenciales.

Como se desarrolla una consultoría

El desarrollo de una consultoría se divide en diferentes fases o etapas:

  1. Análisis de la situación:
    Análisis DAFO (Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades)
  2. Definición o redefinición de objetivos:
    En esta asegunda fase junto al profesional o profesionales, definiréis los objetivos de tu negocio.¿A dónde quieres llegar? Este punto debe quedar claramente definido para que la consultoría de marketing pueda ayudarte a conseguirlo.
  3. Asesoramiento y formación:
    En esta fase se marcará el camino a seguir para la consecución de los objetivos. Y, de ser necesario, se realizará una formación a los responsables de los aspectos internos más débiles y relevantes para avanzar hacia las metas establecidas.
  4. Diseño de estrategias:
    Teniendo en cuenta todo lo anterior, se desarrollará y definirá la estrategia o estrategias finales…
  5. Seguimiento de la situación:
    Una vez en marcha la estrategia definida, el trabajo no termina hasta, es fundamental un seguimiento que permita controlar el avance y, en caso necesario, redirigir acciones… hasta que los objetivos se hayan alcanzado.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *